La vida desde el arco

Publicado el 12 de julio de 2005. Segunda entrega. Por Edgardo Imas y Carlos Stortz.

Esta segunda parte de la nota sobre los arqueros en la centenaria historia de Atlanta ofrece curiosidades y apostillas en las que los guardavallas son los protagonistas. Desde los que atajaron en la Selección hasta los que jugaron de centrodelanteros, pasando por los extranjeros y los más goleados.

105arqueros_77
El mendocino Enrique Reggi, el arquero de la segunda mitad de la década del 70.

El centroforward arquero
Emilio Bolinches fue una de las figuras más importantes de los primeros años de la vida de Atlanta. Socio fundador, arquero hasta 1917 de su primer equipo -con la excepción de 1911 cuando fue convocado para atajar nada menos que para el mítico multicampeón Alumni- y miembro de diversas comisiones directivas de la institución, tiene la rareza de haber jugado oficialmente en otro puesto.

En efecto, en dos partidos actuó como centroforward aunque no convirtió goles. Uno de ellos fue por la última fecha del Campeonato de Primera División de 1914, cuando Atlanta le ganó en Parque Chacabuco por 1 a 0 a Gimnasia y Esgrima (Buenos Aires). El guardavallas fue R. Demergassi y Bolinches integró el quinteto ofensivo en un partido que tuvo una particularidad: se esperó durante casi una hora a jugadores del equipo visitante, hasta que el partido comenzó con GEBA integrado por nueve futbolistas. En virtud de ello se jugaron dos períodos de treinta minutos.

El otro cotejo en que Bolinches actuó como centrodelantero fue al año siguiente, por el campeonato de 1915, el 19 de setiembre, cuando Porteño, en su field ubicado frente a la estación Golf, en Palermo, derrotó 3 a 1 a Atlanta.

Los contemporáneos más vencidos
De los arqueros más modernos (posteriores a 1960), sólo Horacio Yonadi y Omar Alcides Chamorro han sufrido más de dos goles por partido, entre aquellos que han disputado un número de partidos superior a la decena. También han sufrido varios goles en ese período Peralta Luna, Rodas, Novoa, Moschini, Dobler, Requejo, Cersósimo y Ordóñez, aunque con muy pocos partidos disputados como para que tenga valor estadístico.

Tres guardavallas para noventa minutos
El partido que igualaron 2 a 2 Atlanta y Platense correspondiente a la segunda fecha del Campeonato de Primera División de 1933 tuvo una rareza: tres hombres ocuparon el arco bohemio. Comenzó jugando su arquero titular, Damián Mapelli, quien recibió un gol a poco de haberse iniciado el juego. Cuando sólo corrían 10 minutos, el arquero se lesionó, a consecuencia del segundo gol calamar, y pasó a ocupar su lugar el half paraguayo Cipriano Accinelli. En vestuarios, llegado el intervalo, Mapelli decidió que podía salir al campo a jugar, pero obviamente no en un puesto comprometido como es el de arquero, por lo que decidió quedar como puntero derecho. Así, el delantero guaraní Desiderio Alvarez, que ocupaba esa posición, pasó al arco, para que Accinelli volviera a su posición de half. Alvarez jugó 45 minutos al arco y, al igual que Accinelli, no recibió goles. Mapelli se retiró definitivamente a los 35′ del segundo tiempo.

En andas del público rival
El 3 de diciembre de 1922 Atlanta visitaba a River en el predio de Aristóbulo del Valle y Gaboto, en La Boca. Fue la última actuación bohemia allí, ya que al año siguiente River se trasladó a la zona norte de la ciudad. A la media hora del tiempo complementario el juez Moisés Grispann cobró un penal por foul del back de Atlanta, Ramón Mutis al delantero Gerónimo Uriarte. Protestas generalizadas de los jugadores visitantes y Luis Célico, half bohemio, retarda la ejecución del tiro penal ya que arrojó la pelota afuera varias veces. Finalmente, el propio Uriarte bate al arquero Juan José Médici, lo cual enervó más aún los ánimos de la visita: los jugadores Gumersindo Calvo y Sagunto Pardo intentan agredir al juez.

El juego se reanudó pero la mayoría de los players de Atlanta cometían hands intencionales o permanecían inmóviles, menos dos: el guardavallas y Antonio Urso, que así obedecían las órdenes de los miembros de la CD presentes, quienes ordenaron continuar disputando el partido con normalidad.

Una vez que el partido hubo terminado, el público riverplatense premió a los que habían tenido una conducta ejemplar y paseó en andas al arquero de Atlanta, Médici, por el campo de juego darsenero.

Otros improvisados por lesiones
En 1940, el gran Carlos “Lucho” Sosa -considerado uno de los mejores marcadores de punta derecha del fútbol argentino y que luego brilló en Boca- suplantó a Bension Moscona en el arco en un cotejo disputado en La Plata frente a Gimnasia. El guardavalla había recibido dos goles en la primera etapa, y cuando se reanudó el encuentro, por lesión, fue a jugar de puntero derecho. Lo de Sosa no fue tan convincente: recibió 4 goles, y el partido terminó 6 a 3 a favor de los triperos.

Algo similar sufrió otro gran zaguero bohemio, Jaime Cruz, que recibió 3 goles al ingresar enfrentando a Chacarita en 1947. El arquero peruano José Soriano, había salido a los 11′ por rotura de ligamentos en la jugada en que Pesarini abría el marcador para los funebreros, que terminaron goleando 4 a 0. A pesar de esos tres tantos, las crónicas señalan que la actuación de Cruz fue muy lucida.

Los arqueros bohemios de la Selección
Sólo dos guardavallas actuaron en partidos oficiales del seleccionado argentino mientras atajaban en Atlanta: Emilio Bolinches (1 encuentro) y Néstor Martín Errea (2).

Bolinches atajó en el amistoso benéfico que se disputó en el estadio de GEBA, en Palermo, el 13 de julio de 1913, entre Argentina y Uruguay, que igualaron 3 a 3. Ese día atajó un penal al jugador oriental Carlos Márquez Castro

A su vez, Errea fue el arquero del equipo nacional el 9 de diciembre de 1959, Argentina 4 – Paraguay 2 (por el Sudamericano Extra de Guayaquil, Ecuador) y el 15 de junio de 1961, Italia 4 – Argentina 1 (amistoso internacional) -fue reemplazado al reanudarse la segunda etapa por Antonio Roma-.

¿Y dónde está el arquero?
Por la última jornada del Campeonato de Primera División de 1913 Atlanta recibía a Hispano Argentino, que luego se llamaría Columbian y, fusionado con Almagro, daría nacimiento a Sportivo Almagro, que más tarde adoptaría el actual Club Atlético Almagro. En la aun primaveral tarde de Parque Chacabuco empataban 0 a 0 al término de la primera etapa. Lo insólito vino con la reanudación: antes de que se cumpliera el minuto de juego Carou, del equipo por entonces de Barracas, abrió el marcador sin oposición en el arco. ¿El motivo? Bolinches, guardavallas bohemio, aún no había ocupado su puesto en el momento en que el wing derecho de Hispano Argentino convirtió el gol. Luego Atlanta venció por 3 a 1, aunque posteriormente la Federación Argentina se lo dio por perdido por haberlo jugado con carácter de amistoso, invocando el rechazo de Atlanta para con el árbitro designado.

Dieciocho goles en tres partidos
El caso del uruguayo Horacio Graneros tiene pocos precedentes: llegó a Atlanta en 1941 como arquero titular. Sin embargo, en su primer cotejo, en el arranque del campeonato, recibió 5 goles de River (Atlanta perdió 5 a 0 en la vieja canchita de Humboldt); en el segundo partido, 7 goles de Boca (seis de ellos convertidos por Sarlanga, para la derrota por 7 a 2), y en el tercero, 6 goles de Estudiantes (en uno de los resultados más abultados de la historia del fútbol argentino, 6 a 6, en un partido con vuelcos y contravuelcos). Dieciocho goles en tres partidos fue demasiado, es así que a la fecha siguiente comenzó a jugar Bension Moscona, quien tuvo mejor fortuna, ya que Atlanta igualó 1 a 1 con Tigre. Pero la felicidad fue fugaz ya que a la fecha siguiente, en la visita a Rosario, Moscona recibió cinco goles ante Newell’s. Finalmente, en la sexta fecha, debutó en el arco bohemio un arquero que había llegado a préstamo de Boca Juniors, Claudio Vacca, quien fue el guardavallas hasta el final del certamen, mientras que Graneros nunca más volvió a ser el arquero de Atlanta.

Yonadi y sus goleadas
Horacio Yonadi ha sufrido grandes goleadas iniciales: Rodolfo Bettinotti lo hizo debutar en cancha de River, por el torneo Metropolitano 1972, un día en el que el ya fallecido Hugo Carballo no podía atajar, y el suplente Miguel Laino era resistido por los hinchas por su rendimiento. El equipo de Belgrano se impuso 5 a 1, y todos los tantos fueron convertidos en el segundo período. Yonadi volvió a jugar otro partido en el campeonato -ante Colón- y recibió 2 goles más.

Más tarde reapareció sobre el final de la reclasificación de ese mismo año, cuando Atlanta dispuso equipos juveniles: volvió a recibir 3 goles de Banfield y 5 de Ferro, es decir 15 goles en 4 partidos, no muy lejos de aquella campaña de Graneros. Luego Yonadi volvió a jugar esporádicamente en 1975 y 1976, y pasó a Los Andes, donde fue titular indiscutido durante muchos años. Volvió en 1983, para ser el arquero suplente (jugó algunos partidos como titular) del equipo campeón de la B.

El único goleador
Pablo Santillo fue el único arquero bohemio que marcó un gol a favor. Ello ocurrió en Rosario, por la tercera fecha del Apertura 2004/05, el 14 de agosto de 2004,. en el minuto 94 del partido que Atlanta perdía 2 a 1 ante Central Córdoba, hasta que Santillo cabeceó a la red del arco defendido por Ignacio Ozafrán un córner ejecutado por Cristian Pellerano, y marcó el agónico empate.

Casi medio siglo antes estuvo cerca de conquistar un tanto otro arquero bohemio, Ángel Rocha, en el partido que por la duodécima jornada del Campeonato de Primera B 1956 sostuvieron Atlanta y All Boys. El Bohemio venció 2 a 0, pero el legendario Gordo malogró un tiro penal.

Atajapenales Aunque será materia de una nota en el futuro, la cantidad de penales atajados por un arquero es un dato estadístico importante.

El arquero Laureano Feliciani atajó los 34 partidos del Campeonato de Primera División de 1950. Ese año a Atlanta lo penaron con once penales en contra. De ellos, Feliciani contuvo seis, con el siguiente detalle: al español Ángel Zubieta (San Lorenzo); Contini (Newell’s); Filgueiras (Huracán); Álvarez (Banfield); Cándido González (Independiente), y a Barreiro (Estudiantes).

Otros dos delanteros dispararon en forma desviada: Osvaldo Montero (Chacarita) y Aresi (Rosario Central).

Sólo tres rivales le convirtieron penales: Cabrera (Newell’s), Papa (San Lorenzo) y Navarro (Independiente), del rebote del penal atajado a Cándido González.

El penal que le atajó a Álvarez (Banfield) fue por partida doble. En primera instancia se lo había contenido a Corvetto, pero por adelantamiento el referee británico Charlos James Dean lo hizo ejecutar nuevamente, y Feliciani volvió a atajar el disparo, ejecutado por otro jugador del Taladro.

Ocho arqueros en una temporada
La temporada 1932 marcó un verdadero récord. Atlanta empleó a lo largo de 34 partidos del campeonato a sesenta jugadores, que no pudieron impedir que ocupara la última colocación. De ellos, ocho fueron arqueros: Atilio Maccarone, Octavio Díaz, Ernesto Parini, Benjamín Martínez, Tranquilino Pereyra, Virgilio Bogarín, Pedro Benítez y Héctor Muschietti, que recibieron en conjunto 82 goles.

El cambio reglamentario de arquero
Para la temporada de 1959 la Asociación del Fútbol Argentino introdujo la primera modificación reglamentaria en materia de sustituciones: sólo en caso de lesión del arquero comprobada por el árbitro, podría ingresar en cualquier momento del partido un guardavalla suplente, quien debería firmar la planilla antes del inicio del encuentro. Tiempo después, a partir de 1971, se autorizaría el cambio por cualquier motivo.

La nueva disposición se puso en práctica con la disputa de la primera fecha del Campeonato de Primera División de 1959, el 3 de mayo. Todos los equipos salieron con un arquero suplente. Ese día, Atlanta le ganó al campeón de la temporada anterior, Racing Club, por 3 a 1.

Recién en la cuarta fecha del certamen, en San Lorenzo 1-Vélez 0, tuvo lugar el primer relevo oficial y reglamentario en Primera División de arquero en la historia del fútbol argentino. En el equipo de Villa Luro, al término del primer tiempo, se retiró lesionado Roque Marrapodi e ingresó en su lugar Floreal Rodríguez.

En la 10ª fecha, el 28 de junio de 1959, en Huracán 2-Atlanta 2, sucedió el primer ingreso del arquero suplente de Atlanta. A los 40 minutos del segundo período y con el empate casi sellado, el número 1 titular, Ángel Rocha, salvó un gol arrojándose a los pies de Elio Montaño, de Huracán, y se lesionó. Ingresó en su lugar, un joven arquero que hacía así su debut en la Primera y que había llegado a Villa Crespo procedente de Sacachispas, Néstor Martín Errea, recientemente fallecido en Grecia.

Nunca jugaron
La siguiente lista comprende a los arqueros suplentes de Atlanta, que pasaron por el banco de suplentes con la número 12, pero a quienes nunca les correspondió ingresar. Ellos son: Hugo Capella, Víctor Muchico, Armando Castellanos, José Cafaro, Fidel Rodríguez, Carlos Lobosco, Andrés Polito, Gerardo Quiroga, Leguizamón, Daniel Ranitti, Pablo César Sosa, Miguel Ochoteco, Granatelli, José Luis Plando, César Zinelli, Sergio Ybarra, Alberto Quildrián, Alejandro Pérez, Gustavo Rodríguez, Claudio Medina, Edgardo Palmer, Sergio Coronel, Pablo Sedani, Nicolás Tognoli, Lucas Federici.

Guardavallas extranjeros
Los siguientes arqueros que defendieron el arco de Atlanta eran de origen extranjero: Paraguayos: Tranquilino Pereyra, Virgilio Bogarín y Pedro Benítez (1932). Este último había jugado el primer Mundial de la historia en 1930, en Montevideo, para el seleccionado guaraní.

Uruguayos: Horacio Graneros (1941) y Freddy Gustavo Clavijo (1981).

Boliviano: Vicente Arraya (1944/45). Fue el primer jugador boliviano que actuó en el fútbol profesional del país.

Peruano: José Eusebio Soriano Barca (1947).

Italiano: José Cafaro.Aunque salió en el banco de relevos, no actuó nunca en Primera División en forma oficial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s